Un vez constituida la empresa o iniciado el negocio, se debe obtener el RIF. El Registro de Información Fiscal (RIF) es un registro creado por el SENIAT y están obligados a inscribirse en el mismo, todas las personas naturales o jurídicas que sean contribuyentes de tributos administrados por el SENIAT. También deben cumplir con esta inscripción, los sujetos no domiciliados o residenciados en Venezuela, cuando realicen actividades económicas en el país o tengan bienes que sean susceptibles de ser gravados aquí en Venezuela.

Esta obligación de inscribirse en el RIF, se genera dentro de los 30 días hábiles siguientes al inicio de actividades o de la fecha de la constitución de la empresa respectiva, lo que ocurra primero. Una vez realizada la inscripción, el SENIAT expide un certificado que tiene una vigencia de 3 años contados a partir e su emisión.

Ahora bien ¿Cuándo debemos actualizar el RIF? A su vencimiento y cuando se produzca cualquiera de los siguientes cambios: relativos al nombre, razón social o denominación; de directores o administradores, accionistas, domicilio fiscal, venta del fondo de comercio, cese o paralización de actividades económicas y reinicio de las mismas, mudanza de establecimientos, cambio de actividad económica, atraso o liquidación o quiebra de empresas. Esta actualización debe hacerse dentro de los 30 días siguientes a la fecha de haberse producido el cambio.

El RIF contiene un número asignado al contribuyente, es único y exclusivo y es de carácter permanente y de uso obligatorio para cualquier actuación o trámite ante SENIAT. Debe ser presentado de igual manera ante cualquier otorgamiento de documentos ante Registros Públicos y Mercantiles. Se debe incluir en facturas, presupuestos, documentos, contratos, en los libros de contabilidad y demás libros auxiliares; en los empaques, etiquetas y medios promocionales. Se debe exhibir copia del mismo en un lugar visible en las oficinas, sucursales o establecimientos de empresas.