Aunque todavía nada es “oficial” (volvió a omitirse hoy la publicación en la gaceta oficial de la resolución y reglamento sobre el funcionamiento del SICAD), se da por hecho que los no inscritos en el RUSAD de CADIVI quedarían excluidos de este sistema.

La presión que esta circunstancia está generando sobre los importadores que no tienen RUSAD, para incorporarse a ese registro va a contrapelo de la práctica que Cadivi ha venido implementando en los últimos meses para reducir el tamaño de su nómina de inscritos (son demasiados y no puede atenderlos con eficiencia).- De hecho Cadivi ha logrado disminuir de unos 9.300 admitidos (enero’2013) a unos 8.000 (actual).

Por el motivo anterior, una nueva incorporación a RUSAD puede ser tarea imposible, pues en definitiva la aceptación del candidato es un acto discrecional y voluntario de Cadivi, no sujeto a ninguna norma de aplicación automática y en todo caso, cuando el organismo accede, el proceso de la preparación del expediente y su tramitación, puede tomar entre tres meses y un año en concluirse.

¿Cuáles son los requisitos y el procedimiento mediante el cual una empresa puede aspirar a ser miembro del RUSAD? Esto deja por fuera otra arista sin resolver de todo este problema: ¿y qué va a pasar con aquéllos importadores que teniendo RUSAD estén en estatus de bloqueo en el sistema CADIVI, algunos hasta con tres años de antigüedad?

Fuente: Gruposoluciones