El Convenio Cambiario No. 22 (CC22), publicado en la gaceta oficial, no es más que un cuadro de lineamientos, una declaratoria de intención del gobierno nacional, que remite en cada caso de su aplicación a un reglamento, una convocatoria, unas reglas de juego, especificaciones, detalles…. que están por conocerse.

Algunos anuncios paralelos de funcionarios públicos de alto nivel complementan el contenido de la expectativa, pero todo sirve para alimentar distintas interpretaciones sobre la manera cómo funcionará este mecanismo alterno de provisión de divisas a la economía, cuando finalmente sea puesto en práctica.

Por ahora, es poco lo nuevo que puede extraerse del texto del CC22 sobre lo ya conocido y habrá que esperar, para conclusiones definitivas, a la apertura de los primeros eventos de este tipo que se realicen y a la publicación de su aplicación operativa.

Mientras tanto, tratamos de resumir lo que sí es nuevo, taxativo y aparentemente firme de la norma aparecida en la gaceta oficial, extraída de su texto primario. Lo demás parece exageración de la imaginación interpretativa :

(CC22, Lineamientos bajo los cuales deberán celebrarse próximamente ventas de divisas adicionales a las de CADIVI,  administradas por el Banco Central de Venezuela, mediante un mecanismo que se denominará del SICAD -Sistema Complementario de Administración de Divisas-)

1. El convocante (presumiblemente el BCV), determinará cuáles personas naturales y jurídicas pueden presentar ofertas y/o posturas, a través del sistema, mediante anuncio en la convocatoria de cada acto de venta o subasta.

2. Asimismo, establecerá quiénes del sistema financiero pueden ser intermedios para el acto, ante el BCV.

3. No se permitirán posturas inferiores al precio de la tasa legal oficial (Bs. 6,30 por dólar). -Los lineamientos no hablan de “techos”.

4. El principal oferente de parte del Estado será FONDEN. (No puede participar PDVSA directamente, por limitaciones de ley).

5. Las divisas obtenidas por los participantes podrán ser aplicadas solamente “a los fines de atender los gastos en divisas para los cuales fueron adquiridos”  -no existen limitaciones de fines en el texto del CC22-

6. (Artículo 3, eje importante de los Lineamientos del CC22):  -cita textual- “El BCV regulará los términos y condiciones de las subastas… mediante la normativa que dicte a dichos fines y anunciará la convocatoria a dichos actos… cuyos términos y condiciones -repite- determinará el Instituto Emisor “

7. Lo anterior incluye la determinación sobre quiénes pueden ser oferentes y/o demandantes de las ventas o subastas, las condiciones de su aceptación en la participación y el registro de los mismos “en un registro especial”, cuyo seguimiento harán las autoridades (artículo 4).

8. Se creará un fondo especial para el destino de cualquier utilidad que pueda provenir “de la venta de ingresos de la República” en este mecanismo, cuyo fondo será administrado por el Presidente de la República. (artículo 5).

9. Después del cierre de cualquier acto de venta o subasta sujeto a los Lineamientos del CC22, el BCV “informará los resultados” (¿tasas y montos adjudicados?…  ¿nombres de los beneficiarios?…  no se sabe todavía. (artículo 6).

10. Las adjudicaciones “serán liquidadas por el BCV en sus fechas de vencimiento”,  “a través de (los intermediarios) que hubieran presentado las posturas” (¿habrá condiciones particulares que los intermediarios establecerán para efectuar tales liquidaciones?)… no se sabe todavía (artículo 6).     

Fuente: Grupo Soluciones